image
Mi planeta Maralandia

Mi planeta Maralandia

Dice mi mamá que yo soy muy mentirosa desde chiquita. Debe ser así, solo que a mí me gusta llamarme “creativa”, para que suene más artístico. Pero, en efecto, me he ganado la vida diciendo mentiras. También desde pequeña tuve una relación buena con las letras y las palabras. Aprendí a leer pronto. Cuando un día descubrí que, con esas letras y mi capacidad para inventar cosas, tenía la posibilidad de un universo en mis manos, me sentí omnipotente. Sí, sí, ya sé que suena feo que hable así de mí misma, pero me voy a explicar. Fue en ese preciso momento que creé un planeta propio al que llamé: Maralandia...

El perfume asfálteno de los amorosos

El perfume asfálteno de los amorosos

El café de la mañana se prepara minuciosamente en la antigua y desgastada cafetera Heliora Petit. Mientras, la atmósfera y su inconfundible aroma son acompañadas por las notas y la trémula voz de Billie Holiday quien interpreta la hermosa pieza del año 1950 “East of the Sun, West of the Moon” (…Al este del sol y al oeste de la luna construiremos una casa de ensueño, solo tú y yo, siempre en un día, el amor no morirá, lo mantendremos en esa manera…). A diferencia de la letra que plantea un futuro prometedor en compañía de un amor idílico, para muchos la realidad no pinta color de rosa...

“Inclinaciones” lésbicas

“Inclinaciones” lésbicas

En los últimos cuatrimestres de mi carrera universitaria tuve una clase que abordaba la creación de tesis y anteproyectos. No tenía ningún tema en mente y como era obligatorio para aprobar, decidí elegir un tema complejísimo por su amplitud y entregarlo como trabajo final: El lesbianismo en la literatura. Vamos, sabía que no sería mi tesis (y no lo fue), pero fue una temporada en la que quería abordar mi orientación sexual hasta en la sopa. Estaba descubriendo la literatura como el lugar perfecto para explorar e intelectualizar algo carnal, incontrolable, que disfrutaba hasta la médula. Después de entregar el trabajo final, me reuní con mis amigos en una pequeña extensión de pasto, donde hablamos de cualquier cosa, cuando una voz conocida llamó mi atención...

Hacer algo con la plastilina y las cenizas

Hacer algo con la plastilina y las cenizas

Hace tiempo llegué a la conclusión de que la palabra no salva. No pensemos a la literatura como un libro de superación personal que debe dejarnos una enseñanza para ser “mejores personas”. La literatura permite asomarse o bucear en las transformaciones del pensamiento de una colectividad, de un país, de una época. La literatura permite al escritor trastocar la realidad, incluso quemarla y hacer algo con las cenizas...

Rutinas

Rutinas

María era escritora, pero odiaba escribir. Desde muy pequeña, cada vez que le preguntaban qué quería hacer “de grande” ella, con absoluta seguridad, decía: Voy a ser escritora. Sin embargo, desde aquel entonces, su relación con el oficio ya era problemática. En cuarto de primaria experimentó (sin saberlo en ese momento, claro) lo que sería su primer “bloqueo creativo”. Había decidido inscribirse al concurso de narrativa: con toda la emoción que cabía en ella buscó la cartulina fosforescente que reposaba en una de las paredes del patio de la escuela: tomó la pluma que caía ligeramente, como flotando, amarrada a una agujeta blanca y escribió su nombre con letra de molde. Estaba lista para concursar...