CERRAR X

La vida en una startup

Ipstori, la startup editorial, supera expectativas en su primera Kickstarter

Seremos breves: No nos dio tiempo de contarte lo bien que nos fue en Kickstarter

Todas las empresas tienen retos y metas inmediatas. No conozco una bien hecha que no tenga claro dónde quiere estar a fin de año. Cuando trabajas en una startup la meta es clara: lograr que esa idea sea un negocio rentable.

En ipstori lograr ser un negocio rentable significa también dar  un paso grande, como el de Neil Armstrong en la Luna, para que los hábitos de lectura de los mexicanos (esos que dicen “no leemos”) se vuelva adicta a consumir historias.

ipstori, como ya nos quedó claro que sabes (y gracias por saberlo), está buscando construir lectores nuevos, y entre las mil tareas que nos hemos impuesto para lograrlo, fue necesario sumarnos a Kickstarter.

Cuando comenzamos esta nota habíamos rebasado el 10% de nuestra meta en menos de 24 horas. La cantidad de tareas se multiplicaron y tuvimos que abandonarla. Es el cuarto día, se atravesó un fin de semana, y uno muy complejo, donde la atención de todos estuvo en recordar que no hay mejor monumento que las ideas, sobre todo las revolucionarias.

Textazo de Sandra Barba para Letras Libres

Y pese a eso, pese a que todos estamos atentos a problemas graves del país, pese a que en México “no hay lectores”, pese a que la industria está en crisis, ustedes nos respondieron.

Comencé esta nota a las 9 am, llevábamos 71K pesos, un poquito abajo del 50% de nuestra meta; se nos atravesaron los pendientes y no pude terminarla. Son las 5 de la tarde, y ya rebasamos el 50% de nuestra meta. Seguro cuando leas esto, estaremos un poquito más arriba, un poquito más arriba, un poquito más arriba…

No podemos más que agradecerles en grande. Estamos seguros que al conseguir nuestra meta, también conseguimos el sueño de Don Porfirio: haz patria, lee ipstorias. Bueno, él dijo “lee un libro”, pero es porque quiere que los compremos en la tienda de raya.