00:00:00
00:00:00

De cuerpos que escurren

El deseo sexual es rítmico, musical, como este cuento, que es también un canto al deseo llanamente sexual. Pero la carne se vuelve mística. La compenetración física es compenetración metafísica. Después viene el después: lo maravilloso vislumbrado se evapora. 

Escrito por: Denisse Sandoval

Narrado por: Sandra Burgos

Títulos similares