Fanny Orrantia Dworak

Patasalada cincuentona en la constante búsqueda de cómo perder el tiempo. De pequeña mi padre alimentó mi pasión por la lectura manteniendo un cuartote lleno de libros, de todos colores y sabores. El amor por la escritura llegó más tarde, cuando los hijos crecieron y le sobraron más horas a mis días. Esta actividad me alegra y frustra por igual, pero ya no puedo hacer nada al respecto. Para bien o para mal, no me imagino dejando de observar lo que sucede a mi alrededor y poniéndolo por escrito.
Nací en Mazatlán, Sinaloa. Estudié la Licenciatura en Contaduría Pública y la Maestría en Ciencias de la Administración; sin embargo, me desempeño como Perito Traductora y Maestra de Inglés. Estoy casada y tengo dos hijos que ya no viven conmigo. Pero no hay problema, ya fueron sustituidos por dos perros.

Sus historias

La sustituta
La sustituta
El atardecer de Tomás
El atardecer de Tomás