Manuel Cuatzo

Nací en Puebla en el cada vez más lejano 1991. Leo mucho menos de lo que quisiera. Mi pequeña biblioteca alberga libros que quizá nunca leeré y carece de algunos de mis favoritos. Medianamente bueno en el noble arte de la holgazanería.
Aunque quise estudiar literatura terminé en Comunicación de la BUAP, básicamente porque soy de Puebla. Esa desviación no impidió que tomara algunos talleres de literatura en instancias locales de cultura. Así aprendí un poco más sobre la redacción de cuentos y ensayos, su estructura y formas, cómo construir, retratar o argumentar; ojalá pudiera decir lo mismo sobre la poesía. También tomé un taller con el cronista colombiano Alberto Salcedo Ramos, de quien aprendí bastante, detalles sobre cómo pintar escenas o que la sencillez para escribir significa elegancia. Debido a que me gusta más leer que escribir, hasta apenas, con 27 años, es que participo en un proyecto donde al parecer alguien se aventurará a publicar parte de lo que escribo. En tanto, laboro como editor en jefe de un medio local de nota roja, lo que me permite poner mi escritura en práctica día con día, en un ambiente más literario de lo que parece. 

Sus historias

Las malas nuevas
Las malas nuevas
El nocaut
El nocaut